VENTAS y SOPORTE:
018000935225
  
En caso de robo:
(1)2088900 ext.8119 / Celular: 3115221111
Noticias sobre tecnologías en rastreo, monitoreo e identificación de vehículos, personas y bienes.

¿Nos llenamos de mototaxis en Medellín?

Por: Daniela Ruiz - viernes, marzo 22, 2019

Foto: Julio César Herrera Echeverri

El fenómeno del mototaxismo se repite en otras estaciones del metro, especialmente en el occidente y norte de Medellín.

 

Pero el asunto no para ahí. Dos aplicaciones móviles, Picap y Cuper, ya operan en la ciudad. La primera tiene más de dos años en el mercado local y según sus propias estadísticas, tiene más de 5.000 conductores activos. La segunda entró en servicio a comienzos del 2019. Sus voceros se negaron a revelar información sobre la operación y la seguridad, aduciendo que están “resolviendo la situación jurídica”.

Humberto Iglesias, secretario de Movilidad de Medellín, confirmó que su dependencia ha recibido reportes de transporte ilegal en moto.

“Yo la verdad lamento eso, nosotros estamos combatiendo la legalidad y la informalidad” dijo, y añadió que la meta es reducir la cantidad de vehículos que circulan “en la ilegalidad”.

El funcionario reconoció que los conductores de este tipo de servicios son mucho más difíciles de identificar, pues no hay distintivos o señales particulares, y en el caso de las aplicaciones móviles, ni siquiera hay un sitio base de operación.

Así funcionan

Andrés T. lleva más de seis meses trabajando con Picap. Su zona preferida es Belén y Laureles, porque conoce mejor las direcciones.

Este padre de familia de 29 años cuenta que antes trabajó en una empresa de plásticos, pero que le resultó más rentable sacarle provecho a la moto y renunció. “Con la liquidación me compré una moto mejor, dos cascos nuevos y un celular con más batería y arranqué a trabajar”, dijo.

Labora entre 8 y 9 horas al día y sostiene que el 70 % de los pasajeros que transporta son mujeres.

Cada vez que toma un servicio, llama al celular del usuario, confirma la dirección y empaca el casco del pasajero en un morral. Casi siempre le pagan en efectivo, así que tiene una base con dinero de baja denominación para devolver.

El precio de la carrera es entre 30 y 50 % más bajo que el que cobra un carro con Uber o un taxi. “Eso se explica porque la moto es más barata, consume menos gasolina y solo lleva un pasajero”, dijo Camilo Rodríguez, gerente de Picap en Colombia.

¿Pero qué pasa si ocurre un accidente? Rodríguez aseguró que a todos los conductores se les exige Soat para ingresar a la aplicación.

“Eso les da una cobertura inicial de hasta $20 millones, pero ya estamos activando unas pólizas con una aseguradora colombiana, que va a dar una cobertura adicional de $160 millones”, dijo.

Según el gerente, el año pasado los conductores que usan su aplicación en todo el país hicieron más de 4 millones de viajes, y reportaron 8 accidentes leves y 4 moderados.

La cifra es llamativa especialmente si se tiene en cuenta que la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) reportó que en 2018 el 48,2 % de las víctimas mortales de los incidentes viales fueron motociclistas (3.126 muertos).

Fuente: El Colombiano  

 

Detektor Tecnología para su tranquilidad 

 

 

 

 


 

Noticias Recientes


Etiquetas


Archivo

Cotizar Servicios